Miles de personas asistieron al evento que dio inicio a la temporada estival

El presidente de la República encendió los fuegos de la tradicional paella de Piriápolis

Una vez más se celebró la clásica Paella Gigante de Piriápolis, el sábado 4 de diciembre, en el puerto del balneario. La fiesta contó con la presencia del presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y del subsecretario de Turismo, Remo Monzeglio; entre otras autoridades nacionales y departamentales. En esta edición, el evento beneficia a la Policlínica de Piriápolis y al centro de salud Vigía de Maldonado.

La temporada turística de Piriápolis quedó inaugurada el sábado 4 con la tradicional paella gigante. El encendido de los fuegos estuvo a cargo del presidente de la República que llegó acompañado de su esposa, Lorena Ponce De León.

Además, estuvieron presentes el subsecretario Monzeglio; el presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial, Alejandro Draper; el intendente (I) de Maldonado, Luis Eduardo Pereira; el director de Turismo de la Intendencia, Martín Laventure y el alcalde de Piriápolis, René Graña.

Esta 22ª edición del evento convocó a miles de personas que asistieron, entre el viernes 3 y el domingo 5, para participar de la feria gastronómica y de los espectáculos artísticos; además de degustar un plato que se ha vuelto clásico en el balneario y que, sobre todo, permite colaborar con la policlínica del balneario y el centro Vigía de Maldonado. En ese sentido, se vendieron 2500 tickets.

Para la presidenta de Destino Piriápolis, Rocío Mulero, fue una alegría volver a celebrar la paella Gigante, luego de que el año pasado no se pudiera realizar por la pandemia. Expresó luego que la fiesta reunió a la gente del lugar y a una importante cantidad de turistas que llegaron para disfrutar de la paella, de la belleza del balneario, de su sabrosa gastronomía y de los múltiples atractivos que ofrece Piriápolis.

2.11.0.0