La Barra es un antiguo puerto de pescadores y lugar de veraneo de los habitantes de Maldonado y San Carlos, así como de otras zonas de Uruguay. Sus construcciones originales eran relativamente modestas. Su nombre deriva de la palabra barra, que en Uruguay es usada para designar la desembocadura de un curso de agua en el mar. En este caso lo que desemboca en el Atlántico es el arroyo Maldonado, volcando sus dulces aguas en el océano.

Con la inauguración en 1965 del puente sobre el arroyo Maldonado, el pueblo comenzó a adquirir las características actuales de balneario refinado.

La zona se caracteriza por sus playas, que permiten todo tipo de actividades deportivas (surf, windsurf, motosky, esquí acuático, yachting, canotaje, pesca, etc.). Actualmente el lugar tiene un estilo propio, con viviendas coloridas y un importante movimiento en la época de verano derivado de las galerías de arte, las tiendas de antigüedades y los restaurantes, pubs y discotecas para diversos públicos.

Sobre la costa del arroyo, aguas arriba de los puentes y sobre su margen derecha, existen pequeñas casas habitadas por pescadores artesanales. En la desembocadura del arroyo se ubica un sitio rocoso de pesca conocido como “La Gorgorita”. El arroyo es ideal para la práctica de deportes náuticos y pesca deportiva. Además existen otros parajes en sus cercanías como los balnearios o playas El Tesoro, Montoya, Bikini o Manantiales.

La reglamentaciones municipales han intentado preservar las características del lugar. Los nuevos fraccionamientos son de extensiones amplias. Al norte de la ruta nacional Nº 10, que atraviesa el balneario, se han desarrollado diversos emprendimientos que agrupan a las llamadas “chacras marítimas”, terrenos de un mínimo de cinco hectáreas. Estos predios están siendo comprados para la edificación de mansiones para personajes del jet set internacional.