La Isla Gorriti está ubicada en el sudeste del Uruguay, frente al puerto de Punta del Este. Es visible desde la «playa Mansa» entre Punta Ballena y el puerto de Punta del Este y tiene una extensión de 1,7 km de largo, por 900 m de ancho en su parte más ancha y 160 m en su parte más angosta, y posee 71 ha.

La isla fue reconocida en 1516 por Juan Díaz de Solís; más adelante, fue avistada en 1527 por Diego García de Moguer, quien la denominara Isla de las Palmas; también fue avistada por Sebastián Gaboto.

Fue bautizada en homenaje al comandante español Francisco Gorriti,​ jefe de Montevideo en la primera mitad del siglo XVIII, quien hiciera levantar en la misma una fortificación para defender al Río de la Plata frente al avance de los portugueses.

El 26 de abril de 1769 nació allí Pedro Medrano, patriota, abogado y poeta rioplatense, que participó en el Cabildo abierto de 1810 en Buenos Aires, donde se pronunció a favor de la causa criolla, y fue diputado en la Asamblea del Año XIII y en el Congreso de Tucumán del 9 de julio de 1816, el cual declaró la Independencia Argentina. Como poeta, dejó escritas numerosas obras.

Durante las Invasiones Inglesas de 1806 la isla fue bombardeada por la escuadra británica y, luego de dos días, se rindió a los británicos.

Hacia fines del siglo XIX la vegetación y fauna original de la isla fue prácticamente devastada por un incendio. Años después el primer Intendente de Maldonado, Juan Gorlero, encomendó la primera forestación de la isla con Pinus pinaster.

 

Un poco de Historia

La hermana silenciosa de la Punta. Cuenta la leyenda que eran tres islas, una de las cuales se unió al continente debido al choque de las corrientes océnicas del Río de la Plata, dejando sus sedimentos depositados en las costas. De la que escribimos… sigue silenciosa , muda , viendo como su hermana crece.

La Isla de Gorriti fue descubierta en la expedición de Don Juan Díaz de Solís en 1516 al igual que la isla de Los Lobos.

En la expedicíon de Diego García ( que también diera nombre a una conocida isla del Océano Indico ) fue bautizada como ” Isla de las Palmas “. Muchas historias se enlazan con esta hermana de la Península , desde piratas como Francis Drake ( Tata-tatarabuelo del embajador en Uruguay en los años de la II Guerra , Don Millington Drake ) que en 1578 se refugió del mal clima de la zona; así como piratas holandeses y franceses como Monsieur Daniel o franceses devenidos en mercaderes que la usaron de refugio y saladero.

Según nuestra historiadora y escritora Doña Florencia Fajardo Terán en sus libros sobre “Crónicas del Maldonado antiguo” menciona que los franceses se habían establecido en la isla edificando construcciones, haciendo piletas para almacenar agua de la lluvia y criando ganado para consumo.

Sus troperías las realizaban en tierra firme robando ganado criollo y para ello se valían de los indígenas, los cuales habían aprendido a hablar francés.

Después de levantado las murallas de San Felipe y Santiago de Montevideo, se envía a Francisco Gorriti Jefe militar de Montevideo en la primera mitad del siglo XVIII, quien hiciera levantar en la misma una fortificación para defender al Río de la Plata del avance de los portugueses, construyendo edificaciones, fortificaciones y emplazamientos de defensa; de él toma su nombre la Isla.

En los años de la Patria Vieja son muchas las acnédotas y visicitudes , desde la emancipiación Oriental hasta la ocupación luso-brasileña desde 1818 a 1828; llegando los portugueses a desarmar la Iglesia de San Carlos Borromeo para construir sus cuarteles en la isla.

Ya en tiempos modernos , Don Martiniano Chiossi quien fuera Intendente de Maldonado, plantea la posibilidad de forestar la Isla en pos del auge que estaba teniendo Punta del Este. En los años de 1942 el Ingeniero Rubo , contratado por la Intendencia de Maldonado ( siendo el Intendente Don Félix Nuñez ) comienza una plantación de pinos, que aún permanecen.

La isla Gorriti, esta hermana silenciosa de la Punta, es hoy un atractivo indiscutible, y un precioso referente de los puntaesteños.

Turismo

En la actualidad es una reserva natural declarada Patrimonio Histórico Nacional y, por dicho motivo, no está permitida la construcción de ningún tipo de edificación.

En la bahía Oeste de la isla se encuentra la Playa Honda, lugar de encuentro de veleros y yates, y un parador durante el verano. Del lado Norte se encuentra la Playa Puerto Jardín. Del lado Este hay un pequeño muelle para las embarcaciones comerciales en la zona conocida como «Puerto Cañón».

Está permitido pasar el día.