Por Mariana Bergutz.- El 23 de septiembre es el día mundial de la producción de la Agricultura orgánica y como líderes de la viticultura orgánica en Argentina, Bodega Argento presentó, ante el periodismo, todo lo que hay detrás, sus programas de trabajo y los vinos como resultado final. Un gran día, en el viñedo de Alto Agrelo, compartiendo con la gente de la bodega, invitados para conocer su terroir y el gran trabajo que realizan con prácticas orgánicas y sustentables. 

Grupo Avinea está conformado por un portfolio de cinco bodegas, Argento, Cruz de Piedra, Cuesta del Madero, Pacheco Pereda y Otronia en Chubut, la más austral,

La producción orgánica es muy importante, ya que significa la no utilización de pesticidas, de sintesis química, cuidando la gente que trabaja en el viñedo y el viñedo en sí, el sistema agroecológico natural, replicando el sistema natural, con los cultivos de cobertura, preocupándose por el equilibrio natural, y manteniendo la calidad final de la fruta, con toda su pureza.

Desde el año 2010 se propusieron iniciar el camino, desarrollando de su proyecto, pensando en los vinos que iban a venir después, trazando metas y una filosofía de trabajo que tiene que ver con hacer una viticultura en balance con el sistema natural agroecológico, resaltando la identidad del terroir Alto Agrelo.

Con esa filosofía crearon un programa de trabajo llamado MatrizViva, apostando siempre por el equilibrio de un ecosistema saludable, agrícola y vitícola, un programa que nació y sigue creciendo, ahondando en los elementos que componen el sistema, apuntando a conocer lo que conforma el viñedo, y poder convivir con ello.

MATRIZVIVA, es de suma importancia, sus integrantes son El AGUA, con mediciones de su calidad y uso eficiente, ORGANISMOS que componen el viñedo, superficiales y subterráneos, PLANTAS DE VID Plantas de vid no tratadas y orgánicas, SUELO, su textura, retención de agua, ambiente donde crecen las raíces, el MEDIOAMBIENTE, Como influyen los factores climáticos sobre el desarrollo del ecosistema actual y futuro.

Los viñedos que posee la bodega, están ubicados en las regiones, Central, Este, Alto Agrelo y Paraje Altamira, en el Valle de Uco y posicionan a Argento como bodega líder en vinos orgánicos de la zona, región tradicional de Mendoza, aunque cada lugar es único y tiene una historia particular que contar, por eso trabajan teniendo en cuenta clima y suelo para preservar todo aquello que hace que los vinos tengan identidad.

En la actualidad, la finca de Alto Agrelo cuenta con 232 hectáreas certificadas, cultivadas con Malbec, Cabernet Franc, Chardonnay y Pinot Grigio, entre otras variedades, y exhibe así la mayor extensión de superficie orgánica en un único viñedo en el país, con certificación de orgánico, de sustentabilidad, de bodega Argentina, y comercio justo o Fair Trade.

En los viñedos cuidan las uvas y trabajan de la forma más natural posible, preservando lo mejor del terroir, usando la madera de forma equilibrada y evitando sobre extracciones para mantener la pureza, frescura y elegancia en cada botella.

Catamos una selección de vinos orgánicos, maridados especialmente con platos del Chef y cocina de autor, con productos de productores organicos locales, cocina de entorno y proximidad.

Hubo winetasting, almuerzo, recorrido y charla con los que hacen los vinos, el enólogo del grupo Avinea, para todas sus líneas, Juan Pablo Murgia y la Ingeniera Agrónoma Cecilia Acosta, nos contaron cómo trabajan con el viñedo, con el programa de trabajo Matrizviva, para entender a los organismos vivos, agua, suelo y medioambiente, que cohabitan en el Ecosistema Vitícola, para lograr una convivencia sustentable.

Las líneas que catamos fueron un espectacular Rosé trivarietal orgánico,compuesto por Pinot Grigio, Malbec y Syrah, elegante, con buena frecura y acidéz, Pinot Grigio de Estate Bottled, ideales para acopañar perfectamente las variedades de quesos, luego para el almuerzo continuamos con los Estate Reserva, Chardonnay y Cabernet Franc, luego pasamos a un blend de Malbec y Cabernet Franc, Un Malbec 2020 en Magnum, Single VIneyard, Estate Collection vinos que expresan la esencia de cada variedad y del terroir, siempre con el cuidado orgánico de los viñedos, manteniendo la expresión y la pureza de la fruta, la frescura y la elegancia, que son las características que definen su estilo, la línea Argento Single Vineyard, una línea que busca la máxima expresión del viñedos orgánicos icónicos, con mínima intervención en los viñedos y bodega, y para finalizar catamos Argento Single Block Bloque1, Organic Malbec, impecable vino, como toda su línea, que es la mejor expresión del terroir Altamira, un lugar que permite sentir las características típicas del Valle de Uco, y que nace después de una selección de micro terroirs dentro del viñedo, segmentados en bloques por sus diferentes perfiles de suelo. Una mínima intervención en el viñedo, que permite obtener un vino puro, orgánico y clásico del terroir Altamira.

Con filosofía de trabajo orgánica comenzaron a producir vinos orgánicos y sustentables en 2012, un camino en el cuál continúan, para conservar en cada botella lo mejor de cada región, con su particular clima seco, suelos aluviales, aguas de montaña, altitud, e intensidad del sol, con el objetivo de liderar la viticultura argentina de manera sustentable, siempre respetando el medio ambiente y desarrollando marcas de alto valor percibido, comercializadas internacionalmente.
Siempre cuidando los recursos naturales y con producción orgánica para expresar y preservar la calidad de la región, a través de diferentes variedades de uvas y vinos.

La vitivinicultura es parte de la tierra, por eso la sustentabilidad uno de los pilares de la filosofía de trabajo de Bodega Argento y la aplican a todas las etapas productivas, haciendo un uso responsable de los recursos y favoreciendo al desarrollo de la comunidad en donde desenvuelven sus actividades.

La Unión Europea celebra cada 23 de septiembre el «Día de la Agricultura Orgánica», una jornada con la que se pretende concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de optar por alimentos producidos de manera más sostenible y sin pesticidas.

Nosotros lo celebramos todo el mes con los deliciosos vinos orgánicos de bodega Argento y sus diferentes varietales, una bodega adaptada a la realidad y al cambio climático, que cuida el medio ambiente, el viñedo y el entorno, para nosotros y el disfrute de las generaciones venideras.