Por Mariana Bergutz.- Las fincas y viñedos se despiertan del descanso invernal, regalándonos paisajes más que inspiradores, y compartimos con ustedes todas las novedades de la bodega.

Después de diez años de cultivo orgánico y biodiversidad, todo se integra y el vino toma claramente la personalidad del lugar, los sabores a la tierra de donde sale, a sus flores y sus hierbas. Hoy presentan nuevo Malbec orgánico De la Finca; un vino en el que celebran las pequeñas voces: de los pájaros, insectos, gusanos, hongos y más, que hacen de una finca un lugar de vida.

Las Liebres siguen saltando! El dibujante argentino Miguel Repiso “REP” fue el encargado de darle una nueva imagen a nuestra línea Colonia Las Liebres. Miguel es un gran intérprete de la tradición argentina de humor gráfico y conoce el vino desde hace mucho tiempo y éste es el resultado.

Nueva Cosecha: 2020 Altos Las Hormigas Malbec Appellation Paraje Altamira. Esta cosecha del Malbec de Paraje Altamira fue elaborada íntegramente con uvas de su viñedo Jardín Altamira. Allí, los suelos colmados de grandes piedras cubiertas de carbonato de calcio son el sustento de viñas que conviven con flora y fauna autóctona, en un ecosistema que fomenta la biodiversidad.

Este viñedo está completamente certificado orgánico.
Tim Atkin, quien otorgó a éste vino 97 puntos, lo describió de la siguiente manera: “Producido por primera vez de viñedos propios de Altos Las Hormigas en Paraje Altamira, proviene de una parcela sin injertar que fue plantada en 2017. Calcáreo, lineal, refinado y perfumado, con taninos gráciles, maravillosa energía y tensión, madera sutil, con la intensidad de las frutas negras y la estructura necesarias para evolucionar maravillosamente en botella. Un Grand Cru Malbec.

También lanzaron el primer espumante Altos Las Hormigas! Elaborado exclusivamente con uvas Bonarda, Burbujas de Los Andes es el resultado del trabajo de muchos años sobre espumantes hechos con ésta variedad, una cepa muy querida en Mendoza. Se trata de un rosé hecho en las alturas de la cordillera, un terroir en el que la Bonarda – a esa altura y en un suelo de caliche – libera toda la fruta y la frescura de los vinos de montaña.

Disfrutemos la primavera, con sus novedades y los vinos de temporada.