La IDM completó su traslado a las 5 de la madrugada; eran pertenecientes a la Isla Gorriti y habían quedado en un depósito judicial hasta que la Administración del intendente Enrique Antía los recuperó y trasladó al departamento.

Formarán parte de la reconstrucción histórica que pone en valor un lugar que conformaba un sistema de defensa de la bahía de Maldonado, junto al existente, en la Isla Gorriti y otros. Ante el avance del mar en esa zona, ubicada en Parada 17 y medio de Playa Mansa, la batería corría riesgo de desaparecer.

El traslado y la recuperación son considerados por la IDM como un proceso de rescate y recuperación de una instalación histórica. Se trata de una ruina colonial que fue declarada Monumento Histórico Nacional y llevaba más de 300 años de abandono.

En la explanada de piedra existente había cuatro cañones de artillería que fueron recuperados. El mar había erosionado este lugar histórico, motivo por el cual la Dirección General de Cultura de la IDM, el Municipio de Maldonado y arqueólogos -junto a la Comisión de Patrimonio- concretaron el traslado de la batería.

La inversión supera los 12 millones de pesos y reposa en la recuperación de una de las construcciones más antiguas de Uruguay.

Con el asesoramiento debido, se desmontó piedra por piedra y se reconstruyó más arriba en la faja costera, evitando así la erosión del mar y sumando un atractivo cultural y turístico de gran importancia para Maldonado.