309 Views |  Like

Una buena nutrición refuerza tu sistema inmune. Evita enfermedades!

El sistema inmune es el encargado de protegernos de bacterias, virus y otros microrganismos que causan enfermedad. La nutrición es una parte esencial para mantener sano y fortalecer el sistema inmune.

Por ello, te presentamos algunos consejos para cuidarlo y fortalecerlo mediante la alimentación: 

Cuida la cantidad de energía

Lo primero a revisar en la dieta para tener una buena salud es la cantidad de energía que se ingiere. Es sabido que las personas que sufren desnutrición tienen un riesgo mayor de contraer infecciones; incluso con dietas menores a 1200 kcal al día se ha observado que la función inmune se compromete.

Por otro lado, la obesidad, producto de un consumo excesivo de energía, también se relaciona con un aumento en el riesgo de infecciones y de enfermedades como la diabetes y la enfermedad coronaria.

Revisa el consumo de grasas

Se ha observado que las dietas altas en grasa tienden a deprimir el sistema inmune y a incrementar el riesgo de infecciones. Es fundamental incluir grasas saludables como aquellas encontradas en alimentos como el pescado, las nueces y los aceites vegetales, pues éstas han demostrado regular el sistema inmune, disminuyendo las reacciones inflamatorias.

jocoque

Consume probióticos

El consumo de los productos lácteos fermentados, como el yogurt o el jocoque, han demostrado una contribución positiva sobre el sistema inmune. Muchos de estos productos contienen bacterias benéficas llamadas “probióticos”, los cuales nos protegen de infecciones gastrointestinales.

Consumo de antioxidantes y vitaminas

 Antioxidantes como la vitamina E y el selenio, así como otras vitaminas y micronutrimentos como la vitamina A, C, D y el zinc, regulan la función de varios tipos de células del sistema inmune.

Los estudios más recientes han comprobado que diversos nutrientes tienen la capacidad de regular las señales y genes que modulan el sistema inmune. En el caso de la vitamina C, su consumo puede disminuir la severidad de los síntomas de la gripe común. Asimismo se ha visto que el consumo de zinc y selenio puede retardar el desarrollo del SIDA en pacientes infectados con VIH.

Por último, hay que recordar que una dieta correcta, que incluya todos los grupos de alimentos, con una adecuada cantidad de calorías e higiene, es esencial para cuidar  y fortalecer el sistema inmune.