166 Views |  Like

LA SOLEDAD SALUDABLE.

Por TUSAM. El quedarse en soledad en muchas personas produce miedo. Creo que a pocos les gustaría quedarse en soledad. Pero esa instancia es un buen momento para trabajar en varios puntos. Uno de ellos es ejercitar la introspección.

Con esto me refiero a que es una excelente oportunidad para mirar hacia adentro y conocerse así mismo y dar lugar a que aparezcan todas las debilidades y fortalezas para conocerlas a fondo y trabajarlas. Están quienes evitan al máximo los momentos que están sin compañía.

Lamentablemente no es lo más sano porque no da lugar a momentos de reflexión y de contacto interior. El estar en soledad no significa terminar sin afectos y sin nadie alrededor. Es una instancia donde estas a solas contigo y que puedes convertirla en una oportunidad.

Esfuérzate en hacer activas esas horas donde no tienes estímulos ni objetivos externos que te ordenen, como por ejemplo las horas de trabajo, ocuparte de alguien, etc. De esta forma conocerás con qué herramientas propias cuentas y cuales te faltan.

Reflexiona sobre el pasado. Hay una frase muy conocida –“lo pasado pisado”-, y el significado de esa frase es que no nos quedemos anclados en hechos que nos han sucedido y que evolucionemos para seguir adelante, no que nos olvidemos por completo de lo que pasó. El olvidar no te sirve, porque debes aprender de tus decisiones anteriores, ya sea que en la actualidad te hayan llevando a un lugar y a una posición donde te encuentras bien o mal. Reflexiona sobre tus relaciones.

No todos aquellos que consideramos amigas y amigos nos pueden acompañar en todas las situaciones y circunstancias. El viejo paradigma que una verdadera amistad está en todas, si bien existen, no necesariamente es así. Hay vínculos que funcionan excelente en algunos contextos y en otros no, y esto no los transforma en malas compañías. Pero presta atención porque las relaciones que no te aportan nada, y tal vez peor, te quitan energía; las hay. Reflexiona sobre tus metas.

Cuando tomas el hábito de estar en actividad por una incentivación propia y no externa, cuando revisas tu pasado en todo su espectro y rescatas lo positivo para reforzarlo y repetirlo, y lo negativo para dejarlo de lado y ordenas todas tus relaciones (familiares, amistades, laborales, etc.) para transformarlas en vínculos sanos donde no sólo te aporten sino también tu puedas nutrirlas, el rever tus objetivos se vuelve mucho más fácil.

Cuando doy mis coachings de superación personal, me encuentro con personas que tienen objetivos fijados hace mucho tiempo. Algunas de ellas, sin darse cuenta, han cambiado su forma de ver las cosas o tal vez les cambió la circunstancias y no perciben que van detrás de un objetivo que ya caducó.

Muchas veces siguen corriendo hacia una dirección por sola inercia sin darse cuenta que no es lo que realmente quieren o que tal vez deben cambiar su visión sobre la meta, para acomodar la dirección y la energía que aplican en ella. Anímate a la soledad, pero a la soledad saludable.

Es sólo un encuentro contigo. El sentirte bien es mucho más sencillo de lo que crees. Recuerda #CuandoSeQuiereSePuede

Leonardo-Tusam@tusam
@propersalud