63 Views |  Like

LA PURA VERDAD.

Por Tusam.  Se sabe que la verdad es liberadora. Pero cuando se vive esa experiencia los horizontes se amplían de una manera drástica. Cuando se convive con la verdad los caminos se abren y todo se desarrolla de forma más ágil.

Por ejemplo, cuando uno se acepta como es, se vuelve más fácil relacionarse con los demás. Porque cuando la persona esta en plena conciencia de cómo es, que le gusta y que no, se entrega a los demás de una manera clara y segura.

Mostrándose a los demás como se es y sin ocultarse por el hecho de complacer a los otros, las relaciones se vuelven eternas y superan todas las etapas. También se va detrás de objetivos que tienen que ver con nuestra esencia y no detrás de metas que no tienen nada que ver con nosotros y que además terminan sumando frustraciones innecesarias.

No hay más nada desanimador que acumular tiempo con personas que tienen una forma de ser muy distintas a las que buscamos en otros, pensando que en algún momento van a cambiar, como también ir en busca de metas que se idealizan y cuando por fin se llega se siente vacío dos veces, porque lo que se encuentra no da satisfacción y se cae en cuenta que el esfuerzo que se empleo para eso fue una perdida de tiempo absoluta.

La verdad nos da la plena visión de nosotros y de nuestro entorno. También nos hace invencibles porque las dificultades no se vuelven montañas imposibles de traspasar sino situaciones de las que hay que ocuparse, resolverlas y listo! El no vivir en la verdad no quiere decir necesariamente que se vive en una mentira.

Puede suceder que el no estar conectados con nuestra verdad nos haga transitar un camino que no es el nuestro, sin convertir eso en una mentira. Es simplemente algo de lo cual no pertenecemos y no tiene nada que ver con nosotros.

Cada vez que descubras algo nuevo en ti o te das cuenta que eres de cierta manera incorpórala y muéstrate de esa esa forma. También entiende que con el paso del tiempo puede haber nuevos cambios en ti y que esas nuevas formas también las debes asumir y transitar tus días con esa transformación. Y no te frustres si veías de una manera las cosas y luego de otra.

Eso es parte de nuestro camino en la vida. Y si estás en conexión con tus verdades vas a tener la posibilidad de manejar las variaciones a tu favor y que siempre repercutan de forma positiva para tu crecimiento personal. No tengas miedo en aceptarte como eres y mostrarte hacia los demás tal cual.

Si lo haces, se te abrirá un camino lleno de buenas sorpresas para ti y de evolución constante. El sentirte bien es mucho más sencillo de lo que crees. Recuerda #CuandoSeQuiereSePuede

Leonardo-Tusam@tusam
@propersalud