1880 Views |  6

Patricia Chabot, profunda y encantadora.

Patricia Chabot es una hermosa, dinámica y maravillosa mujer quien desde muy jovencita comenzó a hacerse un nombre en el mundo de las producciones de Moda y agencia de Modelos en nuestros país.
Quines la conocemos sabemos que nunca para de moverse y reinventarse con cada nuevo trabajo en un mercado que no es nada fácil en Uruguay.
Aún así Ella no solo es muy profesional sino también muy positiva y cada trabajo lo encara con todo!
Quisimos conocer más de Ella, y esto fue lo que nos contó…

“Nací en Montevideo, en el hermoso país de los pájaros pintados, rincón del planeta privilegiado por la Creación. Mis padres han sido grandes maestros en mi vida y a quienes agradezco profundamente, además por darme dos hermanos maravillosos con quienes compartimos una sintonía muy linda.
Amo la Naturaleza con todos los seres que la integramos, con una especial atracción por los elefantes, las sirenas y las mariposas.
Amo navegar en las profundidades del mundo esotérico, sin el cual el resto no tendría ningún sentido. Tomar conciencia de las dos grandes etapas de la vida ha sido un gran hallazgo y se hace muy deseable de compartir si es que así debe fluir.  Todo requiere de un gran trabajo interno de valentía y entrega importante, transmutando alquímicamente las propias sombras en luz, descubriendo laberintos en silencio, de momentos solitarios y de otros junto a más seres en la mismas frecuencias, mientras se van abriendo las puertas del conocimiento, que con humildad se van integrando y proyectando a través del amor.  Mi despertar se expande en el momento que me doy cuenta que viene finalizando la “materialización del espíritu”, y dando lugar al florecimiento de la “espiritualización de la materia”.

EP- Cómo es un día con Patricia Chabot?

PCH- Intenso, planificado y a su vez con un alto grado de flexibilidad para fluir con la sincronicidad de acontecimientos conscientemente no previstos en el plan original.   En esta profesión es muy común que surjan nuevos desafíos en forma simultánea a los ya propuestos, y para sobrellevarlo con alegría, es clave tener una actitud mental positiva y abierta a cambios. En épocas de zafra el ritmo es más vertiginoso aún, para lograr en igual tiempo más cantidad de resultados que lo habitual.
En lo empresarial, cada día hay una constante que se tiene como regla: lograr el equilibrio entre mantener una “vista panorámica” amplia de cada situación, y a la vez estar atentos a cada detalle que es donde están las oportunidades de crecimiento y de acción, y que son sin dudas las que marcan la diferencia.  En lo personal, si bien se mantiene la intensidad y la flexibilidad, ya la planificación le da lugar a la magia de vivir cada instante con la libertad natural del Ser con todo lo que esto integra, cambiando la percepción del tiempo y aprendiendo de otras Artes lo más en conjunto con la Naturaleza como sea posible.
punta del este uruguay notasEP- En qué año empezaste con Patricia Chabot Producciones?  
PCH- La empresa se funda oficialmente en 1990, tiempo en el cual personalmente ya hacía dos años que había ingresado al mundo de la publicidad haciendo acciones promocionales y comerciales para televisión.
En el camino me fui dando cuenta que me atraía mucho el área estratégica, la planificación y la dirección, por lo que comencé a capacitarme en esa orientación al mismo tiempo que lo iba aplicando en la infraestructura que fue creciendo y transformándose en lo que es hoy Chabot Producciones, empresa dedicada 100% a la organización y producción de eventos corporativos y temáticos.

EP- En qué proyectos estás ahora?
PCH- Además de puntualmente estar produciendo los eventos empresariales que nuestros clientes requieren, y de estar ya en marcha con la producción del Piria Alive 2016, nuestros proyectos permanentes son: *seguir posicionando la Marca en el segmento de Eventos Corporativos, y * potenciar el alcance de nuestros eventos temáticos orientados al diseño en toda su expresión, a través de disciplinas como el arte, la moda y la
música.

EP- Cuáles son las mayores satisfacciones que te ha dado tu carrera?
PCH- Principalmente el desarrollo personal a través de la maravillosa experiencia de conocer tantas personas maravillosas en el camino, viajar tanto al exterior como al interior de nuestro precioso Uruguay, y lo más importante demostrarme a mi misma que pese a cualquier “obstáculo” que se presenta, siempre se puede lograr los sueños con pasión, compromiso, perseverancia y acción.

Cada desafío vivido me ha fortalecido en mis valores y en mis capacidades, y sigo multiplicando el aprendizaje de vida, además de acompañarlo con todo lo teórico que se me presenta dentro de mi esfera de interés, y siempre con la motivación y el deseo de inspirar a otros en el camino de emprender.
2015-09-03_2135_001EP- Por qué aspecto de tu vida te sientes más agradecida?
PCH- Por la Salud y la Energía que me han otorgado que es un gran Tesoro. Paralelamente al enfoque desde el Amor que siempre he tenido por todo, lo Vivo a todo nivel, y también a la Audacia que me da el empuje hacia una actitud proactiva permanente.

EP- Si pudieras cambiar algo en tu vida, qué sería?
PCH- Del pasado nada porque el presente es el resultado de lo vivido y todo ha sucedido para algún fin que suma a la integridad del resultado de hoy.

Todo lo que pueda pensar que podría haberlo realizado o transitado de alguna otra manera .. es simplemente una ilusión que pertenece a otro estado paralelo, por lo que agradezco cada instante como fue, ya que hoy soy la consecuencia de todo ello y me siento en paz.

Del presente, que es donde se está construyendo el futuro, estoy en la búsqueda constante de ser mejor persona cada día, y esto lo sustento especialmente en encontrar la “fórmula del tiempo”, en lo que se refiere a lograr un equilibrio para que convivan en armonía ambos mundos, laboral y personal, con sus ritmos antagónicos que en definitiva componen uno solo e integrando el concepto de que Todos somos Uno.

En resumen, lo que estoy trabajando en “transmutar”, más que “cambiar” es el enfoque esencial del disfrute de la vida, aprendiendo a darme “permiso” a volar en plenitud y a compartir íntegramente ese vuelo en libertad.