1428 Views |  3

Pablo Atchugarry.

El reconocido y talentoso escultor Pablo Atchugarry nació el 23 de agosto de 1954 en Montevideo Uruguay.  Hoy en día es internacionalmente conocido por sus esculturas en marmol que  se exhiben en varios países del mundo. Tuvimos la oportunidad de conversar con el en su taller justo un día en que estaba trabajando en sus obras y nos maravillamos con su trabajo. Con mucha amabilidad nos cedió una entrevista para Estilo Punta en la que hablamos de su pasión.

EP- Cómo surgió esta pasión por las esculturas en marmol tan impresionantes?
PA- Fué una evolución… Yo mi primer obra en marmol la hice en el año 79 en Italia, y ahí descubrí el marmol de Carrara que era el mismo que usaba Miguel Angel y bueno…fui siguiendo a Miguel Angel por todas sus obras en todo el mundo, desde el Moisés, el David, Las Piedades, porque el hizo 3 Piedades, y bueno entonces…ésta relación que él había tenido con el marmol me fue haciendo ver que yo tenía esa misma pasión así como que sentía que quería dedicarle la vida a este material.

EP- Y cómo lo trabajas al marmol?
PA- Con paciencia, paciencia e impaciencia en realidad…las dos cosas, porque a veces querés ver resultado, y el resultado no llega tan rápido como tú quisieras…y tenés que esperar y dedicarle mucho tiempo… Por eso hablo de paciencia.. porque de alguna manera se hace imprescindible para irla trabajando, primero la obra nace al momento de la elección del marmol allá en Carrara, en las mimas canteras en las que iba Miguel Angel, y bueno… ahí, entre cientos y cientos de bloques, uno…te  mira a los ojos y te dice “aquí estoy”…y se da eso desde un inicio, ese intercambio visual hace que yo elija ese bloque, y desde ahí la obra se va haciendo por lo que él me va contando… Es un poco metafórico no…pero en realidad es eso, una relación entre el marmol y yo. Cada obra tiene su trazado propio, yo voy trazando con la tiza lo que me va diciendo cada pieza…

EP- Cuál de tus obras te llevó más tiempo?
PA- Hubo 2 obras… que me llevaron cada una de ellas 8 años… en realidad también hacía otras obras en el interín pero desde que empecé la obra hasta que las terminé me llevaron 8 años… y lo difícil de eso es mantener las mismas ideas, pensamientos y emociones que tenías con esa obra 8 años atrás… y cuando la terminas…es una liberación. Luego cuando se va un coloso de esos… se va con un pedazo de historia debajo del brazo, y estas obras van a perdurar por los siglos de los siglos… y por esa obra obra el artista va a ser recordado o Juzgado entre comillas por sus lineas por eso uno se toma todo el tiempo necesario para cada obra, que debe ser muy cuidada, hay que ser muy meticuloso..

EP- Tus trabajos nos recuerdan un poco al trabajo de la naturaleza en las rocas, te inspiraste en eso?
PA- Excelentes palabras… muchas veces me han hablado de las estalactitas y estalacmitas, entonces yo he visto grutas en Europa, por ejemplo en Italia, en la ex Yugoslabia… y veía esas maravillas que casi se tocan, y siempre me pregunto cuanto le llevó a la naturaleza tallar esas rocas, asi como el Cañon del Colorado…entonces hay que aprender de esa paciendia que tiene la naturaleza que la va erosionando y la va trabajando para que quede de esa forma, si bien en un inicio no lo pensé así, son imagenes que han llegado a mi mente cuando estoy esculpiendo… como la naturaleza va siguiendo su curso, y bueno…asi es nuestra visa, asi que cuanto tenemos nosotros que aprender de Ella, primero a quererla, amarla y respetarla, y despues, aprender de Ella, y yo siento que en mis trabajos hubiera trabajado el viento, el agua etc…

pablo atchugarry estilo puntaEP- Se da cuenta que sus obras donde sea que estén se reconoce que es suyo?
PA- Si, se reconoce si… creo que cuando el trabajo se reconoce es porque uno ha sido muy honesto consigo mismo y ha logrado buscar esa imagen interior que uno tiene, porque cada uno de nosotros tenemos una imagen interior y nos lleva mucho tiempo descubrirla, y encontrar la coherencia en cada trabajo. Yo creo que el artista es como alguien que tiene una misión, que es un visionario de alguna manera, y esa misión es dejar esa imagen, revelar esa imagen, que por algo nacimos con ella.

EP- Y tu siempre tuviste esa imagen en tu mente al hacer una obra?
PA- Yo creo que si porque nacen del diálogo con la materia y hay siempre una verticalidad..yo siempre cuando era niño y tenía la posibilidad de ir al mar, y nuestro mar que tiene arena, entonces hacía castillos de arena al borde del mar y pasaba las horas en la playa luchando con las olas para que no se llevara el castillo, ahora las hago lejos del mar y que duren para siempre.

EP- Cómo responden los niños a los talleres de la Fundación?
PA- Esa es una parte fundamental aquí en la Fundación, porque yo creo que hay que insentivar a que los niños encuentren su vena más creativa, todos los niños son creativos, hay que insentivarlos y tratar de pulirlos para que vayan dejando su parte más pura. Y trabajando con niños uno aprende muchisimo de ellos, de su inocencia… y también nos hacen Dar cuenta que todos nosotros aun seguimos siendo un poco niños.

EP- Alguna anécdota que recuerdes con los niños?
PA- Una anécdota que se me viene a la mente en este momento es la de una niña del pre-escolar que vinieron que tendría 4 o 5 años dice “ Yo cuando sea grande voy a vivir aca… y las esculturas las voy a dejar todas!”

Sobre Pablo Atchugarry:

Pablo nació el 23 de agosto de 1954 en Montevideo ,Uruguay, desde muy pequeño sus padres María Cristina Bonomi y Pedro Atchugarry, amantes del arte, descubren en el hijo aptitudes para el dibujo y lo estimulan a seguir por ese recorrido.A los 11 años de edad, inicia con sus primeras exposiciones y en su temprana adolescencia y sin dejar de lado la pintura, Pablo siente la necesidad de explorar nuevos ámbitos creativos en los cuales consolidar una completa expresión para su arte, así comienza a experimentar con nuevas formas y materiales: inicia con la escultura, compone con el cemento, crea composiciones en metal y madera.Hoy en día representa una realidad del arte y la escultura internacional entre las más dinámicas e interesantes teniendo en cuenta la internacionalidad de sus actividades que le generan gran cantidad de intercambios con otros artistas y la facilidad para construir un puente de comunicación entre el arte de Europa y América.Su primera muestra individual tuvo lugar en 1972 en el Subte Municipal de Montevideo y dos años más tarde en Buenos Aires,  su primera exposición en el exterior. Hacia fines de los años ’70 efectúa varios viajes de estudio en Francia, España y, finalmente, en Italia en dónde realizará su primera muestra individual en la ciudad de Lecco, en el Lago de Como.Es en 1979 cuando descubre la fascinación de un material extraordinario como el mármol realizando en Carrara su primera escultura, titulada “La Lumière”.Mientras avanza en su carrera retorna regularmente a Uruguay hasta que en 1982 decide establecerse en Lecco, como consecuencia del primer encargue de una gran obra “La Piedad”.

Desde 1989 la energía de sus esculturas lo conducen a manifestarse en forma prolífica a través de obras monumentales que hoy se posicionan en distintos espacios públicos europeos y americanos, otras obras forman parte de colecciones privadas y públicas.

En 1996 se inaugura en el Parque del Palacio de Gobierno del Uruguay, “Semilla de la Esperanza”, obra realizada en mármol de Carrara de cuatro metros de altura.

En Setiembre del 1999, abre sus puertas el Museo Pablo Atchugarry en Lecco, donde actualmente se exhiben obras pictóricas , escultóricas y la documentación del recorrido artístico del maestro.

En la primavera del 2001 la Provincia de Milán organiza, en el Palacio Isimbardi, una retrospectiva de los últimos diez años de su creación artística.

A comienzos del siglo XXI esculpe su primer obra de seis metros de altura, el “Obelisco del Terzo Millennio”, hoy ubicada en la ciudad de Manzano, Friuli.

Al inicio del 2002  realiza como homenaje a los cincuenta años de reinado del Príncipe Ranieri de Mónaco, la .escultura “Ideales”, de tres metros de altura, en mármol de la Garfagnana, colocada actualmente sobre la Av. Princesse Grace en Monte-Carlo,

En Mayo 2002 en Lecco, se inaugura el “Monumento alla Civiltà e Cultura del Lavoro Lecchese” , alto seis metros,  esculpido en un bloque de 33 toneladas de mármol de Carrara.

Un hito importante representó Julio de 2002 cuando Atchugarry recibió en Carrara el “Premio Michelangelo” en reconocimiento a su carrera artística.

La Colección del Museo Lercaro de Bolonia, acoge en mayo del 2003 una obra del maestro, en mármol rosa de Portugal, denominada “Sensazione d’Infinito”.

Pablo Atchugarry en el 2003 representó a Uruguay en la 50ª Bienal de Venecia con la obra “Soñando la Paz”, un grupo escultórico formado por  ocho elementos, cinco elementos en mármol de Carrara, y otros tres en mármol Bardiglio de la Garfagnana.

Durante el 2007 crea la  Fundación Pablo Atchugarry  y el parque de esculturas internacional en Manantiales, Uruguay, con el objetivo de establecer un lugar de encuentro para artistas de todas las disciplinas, un espacio de unión ideal entre la naturaleza y el arte. En ese mismo año finaliza su primera obra de 8 metros, titulada “ Nel camino della Luce”,  esculpida en un bloque de 48 toneladas de mármol de Carrara y destinada a la colección  Fontana en Italia.

Entre los años  2007 y  2008 tiene lugar la gran retrospectiva ” El espacio plástico de la luz”,  muestra itinerante en Brasil, con ensayo crítico en catálogo de Luca Massimo Barbero; sus obras se exhiben en el Centro Cultural Banco do Brasil de Brasilia, en el MUBE (Museu Brasileiro da scultura) de San Pablo y en el Museo Oscar Niemeyer de Curitiba, finaliza el recorrido en el  Museo Nacional de Artes Visuales de Montevideo en el 2008, donde se exhiben los trabajos de  sus últimos 15 años de actividad artística.

En el  2009 se inaugura en la ciudad de Punta de Este , Uruguay, la obra titulada  “Luz y energía de Punta del Este”, en mármol estatuario de Carrara, alta  5 metros,  en homenaje a los cien años de la ciudad.En el 2011finaliza la escultura monumental “ Abrazo Cósmico”, de 8.50 metros de altura y en el 2013 realiza otra escultura monumental “ Vida en movimiento”, alta 8.30 metros , esculpida en un bloque de mármol estatuario de Carrara  de 48 toneladas.

Actualmente  Atchugarry vive y trabaja entre  la ciudad de Lecco, en Italia y  en Manantiales, Uruguay,  con frecuentes presencias en Europa, Estados Unidos y  América Latina.

Entre el 2012 y el 2013  la  editorial  Electa – Mondadori de Milán, imprimió el primer y segundo  volumen del catálogo general de la escultura del artista con la curaduría científica del Prof. Carlo Pirovano.

Datos tomados de su página web oficial:

http://www.fundacionpabloatchugarry.org/

Foto principal tomada de: http://www.artfinding.com