286 Views |  Like

Natalia Oreiro nominada a los Platino por “Gilda”, personaje por el que luchó.

Natalia Oreiro llegará a la cuarta edición de los Premios Platino con un doble desafío: presentar la gala de premiación en Madrid y competir por su interpretación de “Gilda”, un personaje por el que luchó y que, según destacó en una entrevista con Efe, representa el “empoderamiento femenino”.

La actriz y cantante uruguaya ha sido nuevamente convocada como conductora del evento de premiación a lo mejor del cine iberoamericano, tras participar ya como presentadora en la gala que se hizo el año pasado en Punta del Este (Uruguay).

“Parece que no lo hice tan mal porque me volvieron a convocar”, dice entre risas Oreiro, quien más seria confiesa que no se siente tan cómoda en el rol de conductora pero que asegura que, pese a los nervios, no esquiva el desafío y promete volver a esforzarse para “estar a la altura de semejante evento”.


Esta vez la cita será en Madrid, el 22 de julio, en la Caja Mágica, donde compartirá la conducción con el comediante español Carlos Latre, un evento que será visto por millones de personas en todo el mundo y cuya celebración Oreiro considera de suma importancia para toda la industria iberoamericana del cine.

“Tuve la posibilidad de estar en Cannes, en San Sebastián, en Venecia, y nos faltaba un festival importante para nuestra industria, para poder conocernos”, sostiene Oreiro, desde su sala de ensayo en Buenos Aires.


Además de presentar a los premiados, Natalia volverá a cantar en la gala, esta vez “No me arrepiento de este amor”, tema central de “Gilda”, el filme argentino-uruguayo por el que está nominado a un Platino como mejor interpretación femenina.

oreiro-natalia-2
La película cuenta la historia de Miriam Alejandra Bianchi, una cantante argentina de música tropical quien se hizo famosa con el nombre de Gilda y que murió en un accidente automovilístico en 1996, en la cumbre de su carrera artística.

“Es una película muy emocionante. Para mí es uno de los personajes más importantes que me tocó hacer, sobre todo porque es la primera vez que interpreto a alguien que existió, que es muy reconocida y recordada”, cuenta Oreiro.


Afirma sentirse “sorprendida” y “orgullosa” ante esta nominación a los Platino -la segunda tras haber sido nominada en 2014 por “Wakolda”-, un reconocimiento a su trabajo de interpretación actoral y musical de una artista que se ha convertido en un icono popular en Argentina.


“Yo deseé durante muchos años hacer la película de Gilda, es un personaje por el que luché. Y en conjunto con la directora, Lorena Muñoz, trabajamos duramente para conseguir los derechos que otros directores habían querido también conseguir y no podían”, dijo Oreiro, tras recordar la resistencia inicial del hijo de Gilda a que se hiciera una película sobre su madre.


Lo que siguió, destaca la actriz, fue un éxito de taquilla y el reconocimiento de la crítica, lo que configura a “Gilda” como un “proyecto popular” pero también “prestigioso”, reconocido por la crítica como “una gran película”, incluso fuera de Argentina, donde en muchos sitios Gilda no era tan conocida.

oreiro_natalia
“Con lo cual, esta nominación para mi habla de que la película es un hecho cinematográfico porque muy probablemente las personas que han votado por esta nominación desconozcan quién fue Gilda y que yo estoy interpretando a un personaje que existió, y lo que estuvieron viendo fue una gran historia que es una historia universal”, señala.


Una historia, recalca, que “también habla del empoderamiento femenino” a partir de una mujer “que lucha contra muchos prejuicios sociales, culturales y familiares, en un entorno muy machista, como era el entorno musical de la década de 1990 al que ella quería acceder”.

Oreiro destacó los “muy interesantes” trabajos de sus “talentosísimas” compañeras de nominación, entre ellas las colombianas Angie Cepeda (“La semilla del silencio”) y Juana Acosta (“Anna”), y la española Emma Suárez (“Julieta”).

Pero se confiesa una gran “fan” de Sonia Braga, nominada en la misma categoría por “Aquarius”.

“Me encanta. Me parece que tiene todas las cualidades que uno busca en una actriz, en una mujer. Además es sin duda un icono del cine mundial, no solo iberoamericano”, dice Oreiro sobre Braga.

“Ya me siento ganadora por el sólo hecho de estar nominada con tan buenas actrices con tan buenos proyectos”, asegura Natalia, quien ha diseñado el vestuario que lucirá en la gala junto a su hermana, con quien tiene una firma de moda, Las Oreiro.

Mientras se prepara para iniciar en septiembre u octubre para rodar una “remake” del filme chileno “Sin filtro”, Oreiro espera con entusiasmo la gran hora de los Platino en la capital española.

“Madrid es un lugar donde la fiesta es moneda corriente. Y será un buen momento para reencontrarse con amigos y celebrar”, asegura.