1237 Views |  Like

Extravagancias lujosas, 10 yates multimillonarios.

El M/Y “A”

yates

El velero más grande del mundo, el mega yate “A“, le pertenece al multimillonario ruso Andrey Melnichenko y fue llamado según la primera letra de su nombre y del nombre de su esposa, Aleksandra (por cierto, ella es la chica de la foto junto a la

piscina). ”A” le costó a su dueño un poco más de 300 millones de dólares, fue proyectado por el famoso diseñador Philippe Starck. La longitud del yate es de 120 metros (casi un campo de futbol y una cancha de baloncesto juntos). El yate tiene 3 piscinas, una de ellas con fondo de vidrio, el cual sirve de techo de la disco, ubicada un nivel más abajo.

“El halcón maltés”

yate-2

El yate ultraveloz “El halcón maltés“ (Maltese Falcon), parecido a un barco pirata del siglo XVIII, está equipado con sistemas ”inteligentes” de tal forma que solo 1 persona puede manejarlo. Cuando va a toda velocidad por el mar, es un espectáculo hermoso y fascinante. Tiene muchas diversiones diferentes: los invitados pueden practicar esquí acuático, cuenta con botes y motos acuáticas; y por la noche pueden ver películas en la cubierta, disfrutando de cocteles. Todo esto por una “miserable” cantidad de 400 mil dólares por semana…

“Calles de Mónaco”

yate-3

Un Mónaco que siempre está contigo. El yate “Calles de Mónaco“ (Streets of Monaco) aún solo es un proyecto, y si algún ricachón decide construirlo, sería el barco más atrevido de todos los que existen. Solo se necesitan 1,1 mil millones de dólares. El mega yate reúne todas las atracciones turísticas: empezando por el casino ”Monte Carlo” y terminando con la pista de “Fórmula 1”.

“Azzam”

yate-4

El yate “Azzam” en 2013 obtuvo el título del yate más grande del mundo, su longitud es de 180 m. Según dicen, el dueño de este yate de lujo es el presidente de los Emiratos Árabes Unidos, Jalifa bin Zayed Al Nahayan. Cuenta con un helicóptero y submarinos a bordo y es atendido por 500 personas, y en sus tanques cabe tanto combustible que puedes hacer un viaje alrededor del mundo sin entrar a otros puertos. Por cierto, el presidente vive a pierna suelta y es famoso con sus gestos generosos: cuando lo eligieron, subió el salario a todos los habitantes del país un 100%.

“Jazz”

yate-5

El hermoso yate “Jazz” parece un animal marino sofisticado y veloz, fue proyectado por Zaha Hadid. El aspecto vanguardista de la nave seguramente hará que todos los millonarios y estrellas de cine en yates clásicos la volteen a ver.

“Dubái”

yate-6

Este yate no es el más caro, cuesta “tan solo“ 350 millones de dólares, sin embargo, es uno de los más bellos: está adornado con mosaicos, muebles lujosos y acabados, obras de arte. Este yate le pertenece al jeque Mohamed bin Rashid Al Maktum, gobernador del emirato Dubái y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos. ”Dubái”, por lo general, descansa en la isla artificial Logo Island en forma de una hoja de palma, la cual también le pertenece al jeque Mohamed.

“Skyback”

yate-7

“Skyback“ es un ”bebé” a comparación con otros yates en esta selección: “solo” mide 80 metros de largo. Sin embargo, el lujo de sus camarotes y salones impresiona. También tiene un gimnasio, un spa y, sobre todo, una piscina en la cubierta. En invierno o en las zonas frías se puede cubrir con una cúpula transparente, y en la noche hacer fiestas disco.

“Eclipse”

yate-8

“Eclipse” es uno de los yates más caros y lujosos del mundo. Su costo es de 1,2 mil millones de dólares. Le pertenece al multimillonario ruso Román Abramovich, quien sabe cómo viajar con gusto y en medio del lujo. Este mega yate tiene una sala de conciertos, una sala de cine, una bodega de vinos, dos piscinas, una de las cuales se convierte en pista de baile. Cuenta con 2 helicópteros, 4 botes, 20 motos acuáticas y -¡ojo!- un submarino para 12 personas.

“Tropical Island”

yate-9

“Isla tropical“ (Tropical island paradise) es para todos aquellos a quienes una isla no les parece suficiente. Para aquellos que sueñen con que esta isla flote por los mares, a donde quieras. Es un pueblo tropical en miniatura, con casitas y palmeras. El camarote del dueño se ubica en un ”volcán” del cual fluye una cascada justo a la piscina. Y los invitados pueden vivir en las simpáticas cabañas de la cubierta. El yate solo existe en un proyecto y espera a que algún multimillonario invierta en su construcción.

“Palladium”

yate-10

Este yate futurista le pertenece a otro multimillonario ruso, Mikhaíl Prokhorov. Está decorado con tanto buen gusto y lujo que “envidia“ no es la palabra lo suficientemente fuerte para describirlo. Por ejemplo, un lavamanos increíblemente bello hecho de… ámbar. En 2010 ”Palladium” ganó un premio por el mejor diseño de interior entre yates.