367 Views |  Like

EL FUMAR TAMBIEN TE ROMPE EL CEREBRO.

Por Tusam. Los males que produce el cigarrillo de tabaco al organismo son más que conocidos por estos días. Provoca problemas respiratorios, cáncer en varios lugares del cuerpo como por ejemplo los pulmones, garganta, boca, lengua por nombrar algunos. También estropea la piel, el cabello y hasta interfiere en la vida sexual (sobre todo en la de los hombres).

Además de lo mencionado, el fumar también hace que el cerebro se llene de problemas. La nicotina origina que el cerebro tenga una sobre carga de secreción de adrenalina. Esto a la vez provoca que se sobre estimule el sistema nervioso. Así es que la persona fumadora de pronto tiene palpitaciones de la nada o luego de un mínimo esfuerzo físico, también pueden tener una mayor presión sanguínea y dolores de cabeza.

La nicotina de igual modo hace que haya una gran producción de dopamina, que es un neurotransmisor vinculado a las sensaciones de placer y euforia. Todo este desajuste provoca que la percepción de las cosas y la manera en el modo que la persona transita sus días tenga cambios bruscos y constantes. Como consecuencia los cambios de humor, la ansiedad sostenida en el tiempo y una percepción distinta de la realidad de las cosas se vuelven parte de la vida cotidiana.

Se va formando una bola de nieve que se vuelve cada vez más grande atrayendo más cosas negativas como por ejemplo, la aceleración en el deterioro de la corteza cerebral. Esto se traduce a que el cerebro se vuelve viejo mucho antes de lo previsto. Hay un sólo aspecto positivo de todo esto.

Estudios científicos comprobaron fehacientemente que el dejar de fumar, crea la posibilidad que todo este desbarajuste en el cerebro se revierta. Hay aspectos que vuelven a su normalidad más rápidos que otros por supuesto, pero el dejar de fumar en cualquier etapa de la vida lo único que trae son cosas buenas.

Que el fumar es totalmente dañino y hasta mortal es algo que ya no se objeta. Sucede que quienes fuman al no percibir cambios notorios e inmediatos en su mente y en su cuerpo creen que si bien les hace mal, no les hace “tan” mal. Cuando doy mis coachings y los fumadores me comentan esto, suelen seguir la conversación con frases como -“hay tantas cosas que hacen mal en este mundo…” -.

Por lo general son personas que aún arrastran de otras generaciones algunos aspectos de los viejos paradigmas de la forma de ver el cigarrillo. En estos tiempos ya no se discute si hace mal o no hace nada el fumar.

Ya esta científicamente probado lo mal que hace, lo único que se habla en este aspecto son lo males nuevos que se van descubriendo que provoca el consumo de tabaco.

Y en los nuevos paradigmas se sabe, y esta más que comprobado, que abordando esta adicción de una manera correcta e incluyendo la mente y el cuerpo como campo de acción de trabajo, el dejar de fumar definitivamente y sin sufrir es posible!. Recuerda #CuandoSeQuiereSePuede

Leonardo-Tusam@tusam
@propersalud