578 Views |  Like

Consejos que le ayudarán a mantener una piel más bella durante los fríos meses de invierno.

Si bien siempre se ha pensado que la única estación del año a la que hay que temerle, en lo que a cuidado de la piel se refiere, es el verano, lo cierto es que durante el invierno tenemos que ser igualmente cuidadosos, ya que el frío y la contaminación también hacen sus estragos.

En primer lugar, detengámonos un momento en el aspecto que adquiere nuestra piel en los meses invernales. Parecemos más pálidos, ¿no? Pues bien, esto no se debe sólo a la falta de sol.

La razón principal es la vasoconstricción que provoca el frío, que lleva a que se contraigan los capilares, disminuyendo la irrigación. A consecuencia de lo anterior, la piel recibe menos nutrientes y oxígeno, se hace más lenta la exfoliación y se acumulan las células muertas.

Las pieles más susceptibles a este tipo de efectos son las blancas y delicadas, además de las que están expuestas al aire acondicionado o calefacción, en forma directa y permanente.

Sigue nuestros consejos para los cuidados de tu piel y te verás y sentirás mejor:

  Debido a que en esta época suelen aumentar los índices de contaminación, la limpieza de la noche debe ser más profunda.

  Para facilitar el recambio de la piel muerta, realice una exfoliación casera una vez a la semana.

  Utilice una crema de rostro que hidrate o humecte la piel, según sean sus necesidades. En lo posible, prefiera las que tienen vitamina A, C y E.

  Nunca deje de aplicarse un filtro solar, ya que los efectos de la radiación se mantienen durante todo el año.

  Aliméntese en forma adecuada, beba dos litros de agua y duerma ocho horas diarias.

  Evite los ambientes demasiado calefaccionados, de modo de evitar la pérdida de humedad de la piel por evaporación.

Trucos para seleccionar un buen hidratante corporal en invierno

  • Refuerza los tratamientos hidratantes
  • Utiliza texturas más densas –cremas o ungüentos si la sequedad es extrema-
  • Libres de perfumes
  • Que contengan agentes calmantes -como el agua termal o extractos de avena-

Trucos para seleccionar tu crema facial según tu tipo de piel

¿Qué características debe tener tu crema facial en invierno?

  • Aplica diariamente cremas hidratantes -al menos una vez al día-
  • Utiliza cremas adaptadas siempre a los diferentes tipos de piel:

– Para pieles secas o personas mayores se recomienda el uso de cremas o emulsiones con alto potencial emoliente -como las que contienen ácido hialurónico-
– Para pieles mixtas o pieles grasas es mejor utilizar las de texturas más ligeras – emulsiones fluidas o sérums, que aportan principios activos sin exceso de grasas-